, Citroën SM: un francés con alma italiana adelantado a su tiempo (I)
Historia

Citroën SM: un francés con alma italiana adelantado a su tiempo (I)

Hoy en día, muchos son los coches que montan faros direccionales, dirección asistida de dureza regulada con la velocidad, volante con ajuste en altura y profundidad… pero en 1970 esto era impensable, hasta que llegó el Citroën SM.

Citroën SM: un Citroën de otra época

Durante la década de los 60, en Citroën se plantearon realizar una versión deportiva del DS, para ello pusieron en marcha el Proyecto S. En 1968, Citroën decidió comprar Maserati, lo cual daría un impulso al proyecto que estaba en marcha. Desde la compra de la marca italiana, montar un V8 de Maserati en un Citroën era la prioridad.

, Citroën SM: un francés con alma italiana adelantado a su tiempo (I)
Citroën SM

Dos años después, en 1970, el SM veía la luz. El «Sport Maserati» era un cupé de 4,9 metros de largo que contaba con adelantos tecnológicos lejos de su época. Contaba con un sistema mejorado de suspensión hidro-neumática que montarían los nuevos DS.

En el frontal, una vitrina de cristal templado guardaba sus faros. Esta vitrina estaba acondicionada para mantener la temperatura y evitar que los faros se empañaran. Además, poseía un sistema de auto-nivelación de las ópticas y un carenado que permitía que sus dos faros centrales girasen hacia el lado al que se dirigía el vehículo, algo actualmente normal en la industria del motor.

Contaba también con un sistema de dirección asistida diseñado para incrementar la seguridad a altas velocidades, impidiendo que se girasen las ruedas de manera exagerada.  Para esto, incrementaba la dureza de la dirección conforme el vehículo adquiría velocidad. Otro adelanto que hoy muchos coches poseen. Además, el sistema devolvía las ruedas a la posición centrada al soltar el volante, permitiendo maniobras de aparcamiento más fáciles.

, Citroën SM: un francés con alma italiana adelantado a su tiempo (I)
Citroën SM: Interior

A esto se añadía un sistema de limpiaparabrisas que modificaba su velocidad teniendo en cuenta la resistencia ofrecida por el agua al barrerla, un sistema de frenado que variaba según la disposición del peso dentro del coche y posteriormente unas llantas aligeradas de resina reforzada con carbono, desarrolladas junto a Michelin.  Continuará…

 

También puede gustarte...

0 Comentarios

  1. […] la crisis del petróleo que asoló el mundo en la década de los 70 no ayudó a mantener al Sport Maserati en el mecado. Tampoco ayudó la crisis económica que sufrió Citroën y que llevó a la marca a […]

  2. […] años ha tardado Citroën en renovar su C4 Cactus, un modelo que ha calado en el mercado y renovó la imagen de la marca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *