Pruebas

El Citroën Saxo, útil y poco más


Hoy os presento a un viejo conocido para todos, el Citroën Saxo.

El Saxo nació en 1996 para dar el relevo al mítico AX. Era un vehículo de pequeñas dimensiones, urbano. 
Sus motorizaciones pasaban desde un 1.0 8v hasta el 1.6 16v en gasolina y un diésel de 1.4 atmosférico de inyección directa.
El coche no era más que una evolución del AX. Su interior era pequeño, pero no tanto como su aspecto exterior podría llegar a hacer parecer. Los acabados eran los que se podían esperar de la marca del doble chevron en la época.
Los competidores del Saxo podrían ser el Polo, Ibiza, Fiesta. Pero sus prestaciones y su tamaño reducido lo dejaban algo más atrás, un utilitario algo más pequeño, lo que beneficiaba a las empresas que se surtieron de una gran flota de estos pequeños Citroën diesel para sus empleados.
Su principal competidor para el público general era quizás el 106, su hermano «casi gemelo», desarrollado sobre el mismo chasis.
El Saxo VTS era el modelo más potente con su 1.6i de 100CV. Su aspecto es más deportivo que el resto de ediciones y sus prestaciones deberían darle una agilidad y vitalidad que sus hermanos pequeños no poseen.
El Saxo ha aprticipado en muchos rallys. Su reducido peso, su poca altura y su motor tope de gama permitían que se convirtiera en un devorador de curvas. 
En mi caso, el modelo que he podido probar es el 1.1i. Según el fabricante obtenía 60 caballos del pequeño motor, pero a mi parecer esta potencia no llegaba a desarrollarse del todo, al menos en ese modelo. Un motor algo ruidoso para su época y que en marchas largas se quedaba muy corto. La conducción es sosa, marchas cortas, pocas revoluciones, sin dirección asistida, en ningún momento te sientes conduciendo un coche con un mínimo de deportividad. 
En conclusión el Saxo es un utilitario que en sus motorizaciones más pequeñas o diésel puede ser muy útil en ciudad por sus proporciones y consumo, pero que en carretera se queda corto.
Nota: 6.5/10

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *