, The Grand Tour y TVS Star HLX E5: cuando lo barato sale barato
En lo técnico,Lifestyle

The Grand Tour y TVS Star HLX E5: cuando lo barato sale barato

En el último episodio de esta temporada del programa «The Grand Tour», Jeremy Clarkson, James May y Richard Hammond recorrieron 300 kilómetros para llevar comida a una aldea de Mozambique. Como siempre, la elección de vehículo fue dispar para cada uno de ellos, pero hoy queremos destacar la TVS Star HLX E5, la elección de Hammond.

TVS Star HLX E5: fabricada en India, vendida en el sur de África a The Grand Tour

Pese a que no acostumbramos a hablar de motos en 4Ruedas (está claro por nuestro nombre), hoy haremos una excepción. Y es que la motocicleta elegida por Hammond para recorrer los difíciles caminos africanos nos sorprendió.

Al igual que en otro episodio especial en el cual el Hamster eligió un antiguo Opel Kadett para recorrer Botswana, esta no parecía la mejor opción. Está claro que recorrer los difíciles caminos embarrados de Mozambique en moto no iba a ser fácil e iba a ser difícil para la pequeña moto.

Sin embargo, la TVS Star HLX E5 llegó a su destino sin más problema que el que tendría cualquier otro vehículo de más calidad. Y es que la TVS Star, es una moto fabricada en la India específicamente para venderla a países en vías de desarrollo. Es por esto que es una moto muy económica, costando al presentador 800 libras (en un supermercado) o lo que es lo mismo 900 euros al cambio brand new (o nueva en castellano).

Lo cierto es que no podemos esperar mucho con su precio, pero tras la intensa prueba a la que se vio sometida por el programa podemos decir que tiene lo que promete. La TVS Star HLX va propulsada por un motor monocilíndrico de cuatro tiempos de 100 c.c. Este pequeño motor, produce unos 7.5 CV, muy pocos teniendo en cuenta que cualquier scooter de 125 c.c. ronda los 12 CV.

Barata, pobre, pero al fin y al cabo, fiable

Quizás todo lo que hayamos dicho anteriormente no sean elogios para la moto india, sin embargo, el programa la dejó tocando con la yema de los dedos el olimpo. Y es que no sufrió ni una avería durante todo el trayecto. Superó caminos intransitables, golpes e incluso el hundirse en el agua para arrancar de nuevo.

Todo esto nos deja ver que en el motor tampoco todo se puede evaluar a primera vista…

 

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *