, ¿Y si PSA resucitase Talbot?
Lifestyle

¿Y si PSA resucitase Talbot?

La historia de Talbot es una de las más complicadas de la industria del automóvil. Nacida del acuerdo entre un empresario inglés y un fabricante francés, la marca pasó de mano en mano durante más de 80 años hasta acabar desapareciendo en manos de Peugeot.

, ¿Y si PSA resucitase Talbot?

Talbot: de mano en mano

En 1903 nacía Talbot en Inglaterra. Fruto de la unión del conde de Talbot y un fabricante de autómoviles francés llamado Gustave Adolphe Clément. La idea era importar los vehículos franceses a Inglaterra bajo la marca Talbot. En pocos años, Talbot se convirtió en una marca que producía sus propios vehículos, logrando ser el primer fabricante en hacer que un coche recorriese 100 millas en una hora.

Durante la Primera Guerra Mundial Talbot se asoció a otras dos marcas, Sunbeam y Darracq. Esta asociación duró hasta 1935, cuando el grupo Rootes absorbió las marcas tras su bancarrota. Su producción se mantuvo hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando se detuvo hasta 1946. Sin embargo, en 1955 la marca dejó de producirse. 

Desaparecida, la marca Talbot pasó a manos de Chrysler tras la compra de las marcas del grupo Rootes en 1967. Chrysler puso su marca a todos los modelos del grupo, pero su paso por Europa no le resultó fructífero y en 1978 Peugeot se hizo con las marcas de Chrysler en Europa. 

La marca del león renombró todos los modelos con las marcas adquiridas. Así, los Chrysler europeos pasaron a llamarse Talbot, resucitando a la marca una vez más. Talbot fabricó numerosos modelos hasta 1985, cuando Peugeot decidió que el sustituto del Horizon, el Arizona, pasase a formar parte de la marca del león con el nombre de Peugeot 309.

Así, la marca llegó a su fin, convirtiendo su último modelo en la novedad de otra marca y dejando un legado importante en el que llegaron a competir en F1 y ser una de las marcas más respetadas.

¿Y si Peugeot resucitase Talbot?

Con la aparición de marcas satélite como DS o Dacia no sería descabellado pensar en la resurrección de Talbot como marca satélite de Peugeot aprovechando diseños anteriores y toda la ingeniería de la marca del león.

A Renault la estrategia le funciona con Dacia, marca en la cual sus modelos se basan en modelos anteriores como el Clio y en los que se reutilizan numerosos elementos diseñados para anteriores generaciones de la marca.

¿Os gustaría ver de nuevo la marca Talbot en las calles? 

 

 

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *