, Cuando GM mató al coche eléctrico: el EV1
Back To The Future,En lo técnico,Historia,Lifestyle

Cuando GM mató al coche eléctrico: el EV1

, Cuando GM mató al coche eléctrico: el EV1
GM EV1

Corrían los 90 y General Motors estaba en un buen momento de forma. Tanto fue así, que la compañía norteamericana presentó en 1990 un vehículo eléctrico, el Impact.

Del Impact al EV1

En 1994, GM inició un programa para comprobar la viabilidad del proyecto. En un principio el programa iba a contar con 80 conductores de EV1 como máximo, a los que se les monitorizaría para comprobar la eficiencia de los vehículos.

La respuesta del público, sin embargo, sobrepasó y mucho lo previsto. 10.000 personas se interesaron en este proyecto en Los Ángeles y 14.000 en New York. El estudio, denominado PrEView, fue un fracaso para GM, que veía en las limitaciones de la época un gran problema para ofrecer un vehículo viable.

, Cuando GM mató al coche eléctrico: el EV1
GM EV1

Los 50 vehículos que se desarrollaron para esta prueba fueron devueltos tras el estudio y destruidos. Sin embargo, el gobierno Californiano había impuesto que el 2% de los vehículos producidos para 1997 fueran Zero Emissions, y GM se vió obligada a seguir con el proyecto, para suerte de la población.

En 1996 se produjeron 660 unidades del EV1 que serían puestos a disposición del público a través de un leasing con opción de compra de 34.000 dólares. Durante el primer año, tan solo 288 coches fueron alquilados.

EL EV1 de primera generación poseía un motor de 139 CV de potencia y 149 Nm de par. Su batería de plomo y ácido pesaban 594kg y ofrecían  una autonomía de 161 Km por carga.

En 1999 GM renovó el EV1, mejorando su funcionamiento y disminuyendo los costes de fabricación. Así mismo, 200 EV1 de la primera generación se actualizaron a baterías de NiMH.

Con esta actualización, el EV1 reducía su peso en más de 100 Kg y más importante aún, aumentaba su autonomía en 96 Km, llegando esta a los 257 Km.

Sin embargo, ese mismo año, GM cerró la fábrica de montaje del EV1 y empezó la caída del modelo eléctrico. En 2002, GM notificaba que retiraría todos los EV1 de la circulación y en 2003 cancelaba definitivamente el proyecto.

Una retirada forzosa

Muchos de los propietarios de EV1 se negaban a perder su vehículo. GM había retirado la opción de compra de sus contratos y se negaba a ceder ante ellos.

, Cuando GM mató al coche eléctrico: el EV1
GM EV1

Todos los EV1 fueron retirados de sus hogares y achatarrados para evitar que volviesen a funcionar. Los pocos que se salvaron lo hicieron con la condición de desactivar sus motores y ser donados a museos.

Todo esto se supone que fue debido a los altos costes de fabricación del mismo, aunque se ha de suponer también que los bajos costes de mantenimiento no eran un beneficio para GM, que basaba gran parte de su negocio en los repuestos.

Posteriormente se ha conocido que la empresa petrolera ChevronTexaco adquirió la patente de las baterías NiMH y así logró desmontar la fábrica.  Esto demuestra con firmeza hasta dónde la presión de las petroleras han influído en el avance del coche eléctrico.

GM ha llegado a admitir que de haber seguido con el desarrollo del programa, el Chevrolet Volt habría llegado a las carreteras 10 años antes.

 

 

 

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *