hyundai kona eléctrico, Hyundai Kona Eléctrico: a pasos de gigante
Destacado,En lo técnico,Lifestyle,Pruebas

Hyundai Kona Eléctrico: a pasos de gigante

La electrificación avanza a pasos agigantados e Hyundai lo sabe. El nuevo Hyundai Kona Eléctrico busca convertirse en un vehículo «accesible» para aquellos que quieren dejar de lado los motores de combustión.

Hyundai Kona Eléctrico: dos motores para todos los gustos

El Hyundai Kona Eléctrico podemos encontrarlo con dos motorizaciones distintas. En su versión base, con 136 CV, el Kona puede recorrer hasta 290 kilómetros por carga.

Esta versión es para nuestro gusto la más equilibrada para el peso del coche. Sus 136 CV (eléctricos, lo que hace que parezcan más) lo mueven con soltura. Su autonomía, por contra, se nos queda corta si no lo utilizamos para trayectos cortos.

hyundai kona eléctrico, Hyundai Kona Eléctrico: a pasos de gigante

En su otra motorización, con 204 CV de potencia, el Kona alcanza los 450 kilómetros de autonomía. Esta autonomía es suficiente para realizar trayectos entre ciudades, algo que ya nos convence más.

Esta autonomía, en ambos casos, depende de la conducción que realicemos y del freno motor que utilicemos. Este freno motor, que convierte la energía cinética en carga podemos configurarlo a nuestro gusto.

Así, mediante las levas que encontramos en el volante, podemos variar su intensidad en tres niveles. A mayor nivel de freno motor, lograremos una mayor carga al dejar de acelerar y el coche «frenará» solo.

Así, en trayectos urbanos, podremos llegar a no utilizar los frenos si nos hacemos con el uso de este freno motor. Simplemente dejando de acelerar, notaremos como el motor retiene el coche a la vez que recupera carga en su batería.

Una conducción suave, pero con toques deportivos

La falta de ruido del motor y el buen coeficiente aerodinámico hace que lo único que oigamos sea el roce de las ruedas. Su conducción se hace muy cómoda, sin tirones, con una aceleración lineal que tan solo un eléctrico puede aportar.

En sus tres posiciones de conducción, el Kona se comporta de manera soberbia pero si tuviésemos que elegir un modo, sería el Sport.

hyundai kona eléctrico, Hyundai Kona Eléctrico: a pasos de gigante

En este modo, el Kona acelera especialmente rápido, 7,6 segundos en su versión de 204 CV, todo de manera lineal al no tener que realizar cambios.

El problema del Kona eléctrico es el mismo que el de todos los eléctricos, su carga. Una carga que no baja de 6 horas en condiciones normales y que nos obliga a planificar en exceso nuestros trayectos.

Por otra parte, el precio. Con un precio que comienza en los 36.100€ no es un vehículo barato y que pierde mucho más si lo comparamos con su hermano de combustión.

Frente a los 36.100 € (136 CV) del modelo eléctrico, el Kona de combustión más barato (1.0 Gasolina con 120 CV) se sitúa en 13.900€. Esta diferencia de 22.000€ sin duda, nos hará pensarnos mucho si nos merece la pena optar por el eléctrico.

En conclusión, el Kona eléctrico es un gran coche, pero que, como todos los eléctricos, están aún muy lejos de poblar nuestras carreteras si no tenemos una cartera abultada.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *