FIAT 500
Destacado,Lifestyle,Pruebas

FIAT 500: un urbanita pequeño pero matón

Si bien hace un tiempo probamos el magnífico 500x en su lanzamiento, ahora le ha tocado a su hermano pequeño. El Fiat 500 volvió a nuestras carreteras en 2007 y desde entonces ha enamorado a conductores de todo el mundo.

Puedes ver todas las fotos en la Galería


FIAT 500: el urbanita mas «chic»

El FIAT 500 es un éxito, y no lo decimos nosotros. En 2018 se vendieron en Europa 194.000 FIAT 500. El mas pequeño de la casa italiana enamora a simple vista.

FIAT 500

Su diseño retro, aunque con toques muy «techies» hace que sea muy agradable de ver. En todas sus versiones, su forma redondeada nos lleva a pensar en el mítico 500 que pobló las carreteras de Italia en los 60.

Si comparamos el FIAT 500 con sus rivales directos, ninguno nos evoca lo que él puede. En su interior, más de lo mismo. Acabados perfectos y una posición de conducción equilibrada.

Todo esto acompañado de un equipamiento digno de un vehículo de mayor categoría y unos asientos de símil de cuero en los que te sientes en casa.

FIAT 500

En cuanto a los asientos posteriores, el 500 puede albergar sin problema a dos adultos. Sorprende, y mucho, el espacio para las piernas del pequeño italiano.

En su parte posterior, el maletero también nos sorprendía. Pese al tamaño del 500, el maletero, con 185 litros, no es un maletero grande, pero sí suficiente si queremos llevar alguna maleta.


Un motor pequeño pero con brío

La versión que hemos probado contaba con el motor 1.2 con 69CV de potencia y 102 Nm de par a 3000 RPM.

Pese a ser un motor pequeño, mueve al 500 con soltura. En ciudad es perfecto, suave y educado.

Fuera de ciudad tuvimos sensaciones contrarias. En carretera de montaña, el 500s que probamos, con sus ruedas de 195 de ancho, estaba en su salsa.

FIAT 500

Las subidas no eran problema para él y los giros cerrados los hacía de una manera que un coche con una distancia entre ejes mayor no podría ni pensar. En cierto modo parecía que condujésemos un kart.

El problema nos lo encontramos al salir a autovía. El pequeño motor italiano no parece estar a gusto a altas velocidades. Una vez superamos los 100 Km/h empieza a flaquear.

Está claro, el 500 es un coche para ciudad y pequeños viajes, sin prisa, claro está. Sin embargo en su motorización Twin-Air, con 85 CV quizás esto cambie.

FIAT 500

Pese a todo, el 500 nos dejó un buen sabor de boca con respecto a sus prestaciones. En cuanto al consumo, el 5.2 que marca FIAT en su web para este modelo se queda algo alejado.

En nuestra prueba, 126 kilómetros recorridos en autovía, ciudad y carretera de montaña, logramos sacar un consumo de unos 8 litros. Hay que decir que la prueba se realizó llevando una conducción más exigente que en trayectos diarios.

El FIAT 500 ¿Merece la pena?

El FIAT 500 es un coche urbano, lleno de glamour y estilo. Al comienzo de la prueba, el coche nos dejaba algo que desear por su motorización, pero conforme pasamos el día con él, nos fue enamorando.

Su forma de coger las curvas en la carretera de montaña, su aspecto, interior y exterior, y ese «je ne sais quoi» que posee, nos llevó a elevar nuestro aprecio hacia él.

Si utilizas el coche principalmente para ciudad, para moverte solo/a o en compañía y quieres disfrutar de un coche con un aspecto realmente atractivo, es tu coche.

Para nosotros, su encanto y manejo le hace subir la nota pero su falta de potencia en carretera y sobre todo, su precio (17.000€ en el modelo que condujimos), hacen que pierda puntos que podrían haberlo situado como el mejor urbanita.

¿Y tú? ¿Te lo quedas?

FIAT 500

Galería

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *